Pulgares inteligentes

Incluido en: Los músculos y los huesos

Pulgares inteligentes

Lo sentimos este video no se puede visualizar sin que te suscribas.

Por favor Inicia sesión o suscríbete para poder visualizarlo por completo.

Resumen

Nuestros pulgares son instrumentos complejos; necesitamos un gran cerebro para controlarlos. ¿Son los pulgares la razón de la evolución de la superior inteligencia humana?

Claves de aprendizaje

  • Tenemos pulgares oponibles.
  • Las manos son instrumentos complejos.
  • Necesitamos un gran cerebro para controlarlos.

La casi totalidad de los temas cuenta con un pack de materiales de aprendizaje dirigidos tanto al docente como a los alumnos. Entre los recursos incluidos hay bloques con ampliación de las preguntas formuladas, diagramas etiquetados y mudos así como diversas imágenes asociadas. Puedes descargarte todos estos recursos bien en una carpeta zip o bien uno o a uno.

Inicia sesión para consultar los materiales de aprendizaje para Los músculos y los huesos

Más de la cuarta parte de los huesos del cuerpo se encuentra en las manos, 27 en cada una.

Las manos también contienen 3 nervios y 2 arterias principales...

2 arterias principales. 3 nervios principales. 27 huesos en cada una

En cada centímetro cuadrado de las yemas hay 2.500 receptores nerviosos, que nos proporcionan el tacto.

2.500 receptores por cm cuadrado. Envían señales a 320 km por hora

Los movimientos más simples de las manos emplean hasta 60 músculos distintos.

60 músculos para un movimiento simple. Más músculos que en la cara

La región del cerebro que controla las manos es mayor que la de ninguna otra parte del cuerpo...

... Y, de hecho, sin estas manos tan especializadas, el cerebro no sería tan inteligente.

Existe una estrecha relación entre la evolución de las manos y la del cerebro.

El chimpancé usa palos para cazar insectos y piedras para partir nueces. Pero no puede fabricar herramientas más complejas, y no solo por falta de capacidad mental...

El pulgar del chimpancé es muy corto con respecto a sus otros dedos, lo que dificulta asir y manipular objetos.

Como el chimpancé anda sobre los nudillos, los pulgares deben ser cortos para que no estorben.

Esto supone que la mano del chimpancé debe poder andar bien y a la vez sujetar bien.

Pero nosotros nos pusimos de pie...

... Y andar a dos patas nos dejó libres las manos para lograr mayor destreza.

La mayor diferencia es que los pulgares se alargaron para poder alcanzar y formar un agarre preciso con el índice.

Es lo que nos permite asir y manipular objetos con tanta eficacia.

La capacidad de realizar acciones complejas con las manos supuso una gran ventaja evolutiva...

... Y fue clave en el desarrollo de nuestro cerebro...

La inteligencia avanzada encontró nuevas formas de emplear las manos...

Y, a su vez, impulsó la evolución hacia una mayor destreza con las manos.

Gracias a esto, los seres humanos no solo poseen un gran cerebro, sino también las manos más complejas del reino animal.


Ponte en contacto con nosotros