Sentidos animales

Incluido en: Los sentidos

Sentidos animales

Lo sentimos este video no se puede visualizar sin que te suscribas.

Por favor Inicia sesión o suscríbete para poder visualizarlo por completo.

Resumen

Los animales comparten muchos de nuestros sentidos, pero los emplean de formas muy distintas. Los sentidos de las serpientes, los murciélagos y los guepardos están optimizados para la caza y la migración en distintos entornos.

Claves de aprendizaje

  • En los distintos entornos se precisan sistemas sensoriales diferentes.
  • Los murciélagos emplean el oído para encontrar el alimento en un proceso que se denomina ecolocalización.
  • El oso detecta el olor de la miel a más de 5 kilómetros.
  • Algunos animales, como las aves migratorias y las tortugas, poseen un sentido adicional que les permite saber dónde está el norte.

La casi totalidad de los temas cuenta con un pack de materiales de aprendizaje dirigidos tanto al docente como a los alumnos. Entre los recursos incluidos hay bloques con ampliación de las preguntas formuladas, diagramas etiquetados y mudos así como diversas imágenes asociadas. Puedes descargarte todos estos recursos bien en una carpeta zip o bien uno o a uno.

Inicia sesión para consultar los materiales de aprendizaje para Los sentidos

Los animales viven en mundos sensoriales muy diversos.

Su forma de ver, oír, oler o sentir su entorno puede ser totalmente distinta a la nuestra.

... Y algunos de ellos poseen ciertos sistemas sensoriales que nosotros no tenemos.

Vista

La cobra tiene dos ojos como nosotros, pero los receptores de luz que hay en ellos se cansan si lo que observan no se mueve. Es decir, un objeto estático puede volverse invisible a sus ojos.

Por eso la mejor defensa contra el ataque de una cobra es quedarse muy, muy quieto.

La vista del buitre es diferente por otro motivo. El centro de su campo visual tiene un aumento 2,5 veces mayor, lo que le permite detectar en vuelo detalles minúsculos que están a cientos de metros.

Oído

Algunos animales usan el oído de forma muy distinta a la nuestra. El murciélago lo usa para saber por dónde ir y para buscar comida. Esto se llama ecolocalización.

Ecolocalización

Emite sonidos y después escucha el eco que rebota. El tiempo entre la emisión del sonido y la recepción del eco marca la distancia a la que se encuentra el objeto.

Olfato

Nuestro sentido del olfato es muy débil comparado con el de otros animales.

Un hocico mayor, con más receptores olfativos, puede influir mucho...

El oso puede detectar el olor de la miel a más de 5 kilómetros.

Y la nariz del sabueso es tan fina que puede seguir el rastro de una persona días después.

Pueden captar las diminutas trazas de olor corporal que se escapan por las suelas de los zapatos.

Gusto

Aunque a nosotros nos encante el chocolate, los dulces y el azúcar, algunos animales ni siquiera sienten estos sabores.

Los felinos obtienen su energía de grasas y proteínas de la carne, así que no necesitan el receptor del sabor dulce.

Hay animales que tienen sentidos que nosotros no tenemos.

Parece ser que algunas aves y tortugas migratorias perciben el magnetismo.

Sensibilidad al magnetismo

Puede actuar como una brújula, que les indique el norte.

Todos compartimos el mismo mundo, pero podemos experimentarlo de formas muy distintas según los órganos sensoriales que tengamos.


Ponte en contacto con nosotros