Tumores: el virus que mata o cura

Incluido en: La defensa inmune

Tumores: El virus que mata o cura

Lo sentimos este video no se puede visualizar sin que te suscribas.

Por favor Inicia sesión o suscríbete para poder visualizarlo por completo.

Resumen

La historia de un tratamiento pionero que intenta emplear un simple virus para combatir el desarrollo y los devastadores efectos de los tumores cerebrales.

Claves de aprendizaje

  • Algunos tumores no pueden operarse y ni curarse con un tratamiento habitual contra el cáncer.
  • Los investigadores están desarrollando nuevos tratamientos que pueden ayudar a salvar o prolongar la vida de las personas que padecen cáncer.
  • Los investigadores adaptan genéticamente un virus y lo inyectan en el organismo para que ataque únicamente a las células cancerosas y las elimine.
  • Inyectar un virus en el organismo es arriesgado, pero su éxito demuestra que nuestra comprensión sobre el cáncer sigue evolucionando.

La casi totalidad de los temas cuenta con un pack de materiales de aprendizaje dirigidos tanto al docente como a los alumnos. Entre los recursos incluidos hay bloques con ampliación de las preguntas formuladas, diagramas etiquetados y mudos así como diversas imágenes asociadas. Puedes descargarte todos estos recursos bien en una carpeta zip o bien uno o a uno.

Inicia sesión para consultar los materiales de aprendizaje para La defensa inmune

Este es Robert Swan.

Con solo 25 años, se le diagnosticó un tumor cerebral no operable llamado glioma.

El tumor paralizó su lado derecho y le afectó al habla.

Robert Swan, paciente de cáncer, RU: «estaba enamorado de la vida. Me iba genial y luego pasó esto. Alguien me decía una cosa y a los cinco minutos no la recordaba».

Robert recibió un tratamiento habitual contra el cáncer, pero el tumor cerebral siguió creciendo.

Al no haber cambios drásticos, los médicos pensaron que moriría en tres meses...

Como último recurso, Robert accedió a probar un nuevo tratamiento. Le inyectaron un virus directamente en el cerebro.

El virus que iban a inyectarle era el herpes simplex, el virus de las calenturas.

Herpes simplex

Es muy frecuente, y normalmente solo produce pequeñas erupciones en la piel.

Pero, en contadas ocasiones, si se infiltra en el sistema nervioso, puede provocar una meningitis mortal.

Sin embargo, los médicos de Robert esperaban que también pudiera detener el desarrollo del tumor...

Los investigadores eliminaron un gen del virus para que ignorara el tejido normal, atacara solo a las células cancerosas y las matara.

Moira Brown, catedrática del Hospital General Glasgow Southern, RU: «me pregunté: ¿podría este virus destruir las células tumorales que se dividen a toda velocidad y no afectar a las células que ya no se dividen? Y en el cerebro, por ejemplo, la mayoría de las células ya no se dividen, así que nos preguntamos: ¿podríamos usar esto como herramienta terapéutica?». «Esta era realmente la primera vez que se hacía algo así en todo el mundo. De hecho, es un procedimiento relativamente simple, pero también bastante radical, eso de inyectar un virus en el cerebro».

«Bueno, este es el último escáner y de nuevo muestra que el tumor está estático. Claramente, no ha empeorado y no hay signos de que el virus se haya escapado y provocado daños».

El innovador experimento de Robert prolongó su vida 12 años más de lo esperado.

Por desgracia, Robert murió en 2008.

Sin embargo, la compresión del cáncer sigue evolucionando.

Y desde entonces, el innovador ensayo de Robert ha ayudado a más voluntarios.


Ponte en contacto con nosotros