Una Tierra extraña (primera parte): una Tierra gemela

Incluido en: Una Tierra extraña

Una Tierra gemela

Lo sentimos este video no se puede visualizar sin que te suscribas.

Por favor Inicia sesión o suscríbete para poder visualizarlo por completo.

Resumen

Hace miles de millones de años, la Tierra colisionó con Tea, su planeta gemelo. El impacto y los cambios geofísicos resultantes de la colisión hicieron posible la existencia de vida compleja en la Tierra.

Claves de aprendizaje

  • Hace 4.000 millones de años, la Tierra tenía un planeta gemelo llamado Tea.
  • Tea tenía aproximadamente el tamaño de Marte y una órbita parecida a la de la Tierra.
  • La atracción gravitatoria entre Tea y la Tierra se volvió tan grande que ambos se salieron de sus órbitas y colisionaron.
  • Tras la colisión con Tea, la Tierra se hizo lo suficientemente grande como para tener y conservar una atmósfera.

Este video no tiene asociado ninguna Guía de Exploración Didáctica.

En los orígenes de la Tierra, hace unos 4.000 millones de años, nuestro planeta tenía un hermano gemelo llamado Tea.

Tea

Gracias a Tea la Tierra tuvo la posibilidad de albergar vida.

El tamaño de Tea equivaldría al de Marte, y giraba en una órbita parecida a la de la Tierra.

Cuando la fuerza gravitatoria entre ambos planetas empezó a crecer, se modificaron sus órbitas por atracción mutua... y sus caminos se cruzaron y provocaron una terrible colisión.

La Tierra destruyó a Tea y engulló buena parte de su gemelo en el proceso... con lo que se hizo bastante más grande.

La atracción gravitatoria de la Tierra se hizo mayor.

Gracias a ello, el planeta pudo retener la atmósfera que comenzaba a desarrollarse...

... Una atmósfera que mantiene la vida hasta hoy.

Una atmósfera necesita gravedad para no escapar del planeta.

Si la Tierra fuera más pequeña, por ejemplo del tamaño de Marte, la atmósfera se escaparía hacia el espacio.

Tras la colisión, también se hizo más grande el núcleo metálico de la Tierra, con el consiguiente aumento de su campo magnético.

Mayor núcleo: compuesto en un 80 % de hierro. El campo magnético se extiende 60 km en el espacio

Este campo magnético nos protege del peligroso viento solar al desviarlo hacia los polos del planeta.

Cuando las partículas golpean la atmósfera se produce un tenue resplandor. Es visible desde la Tierra y lo llamamos aurora.

Aurora Borealis. Aurora boreal

Tea hizo otro regalo a la Tierra que podemos ver todos los días.

Tras la colisión, los restos en rotación de Tea orbitaron la Tierra y empezaron a aglutinarse en una masa diferente...

Nos regaló la Luna.

Sin ella, no estaríamos aquí.

Su gravedad mantiene nuestra órbita estable y nos da las estaciones.

Su atracción gravitatoria también es responsable de las mareas, lo que permite que prosperen nuestros ecosistemas.

El día en que la Tierra chocó con Tea, hace unos 4.000 millones de años, fue probablemente el día más importante en la historia de nuestro planeta.


Ponte en contacto con nosotros